Al son del azul

Mover el Cu…erpo

por Raúl Gatica

Ahora que el baile del tubo ha pasado de ser oficio de putas a herramienta para levantar la autoestima en las mujeres, y hasta para salvar matrimonios, según algunas consejeras, para más de uno y una, bailar se ha convertido en algo tan necesario  como la comida o la bebida. Nada importa si el movimiento es sólo en la boca de la gente cuando un palo se mueve mejor que uno, o a lo salvaje o domesticado, vestido o desnudo, como pretexto o necesidad de sacudir el cu…erpo. Sin duda, bailar es síntoma de salud, medicina contra el mal tiempo y terapia para cualquier desgracia.

Bailamos desde el útero hasta la tumba, en el mingitorio y en la cama;  en todo lugar donde podamos mover el esqueleto. ¿Es tal vez el movimiento del feto ensayo de rocanrol en una pista reducida,  y es acaso el tembloroso bajar del cajón al hoyo para enterrarnos un quejumbroso zapateado?  ¿Es el chisporrotear de la grasa en la incineración  un inconfundible Ska de huesos y carne haciéndose polvo, quizás  Hasta sacudirse el instrumento a la hora de mear requiere de ritmo, y creo que nadie podrá negar que la gimnasia de los cuerpos a la hora de acoplarse es una danza de interminable placer,  ¿cierto?

Y, ¿qué decir de la música que generan? Un concierto a la hora de jugar al amor, copular y alcanzar el más allá. Orgasmo de diferentes dimensiones: aquellos con gemidos y balbuceos, otros con bramidos y gritos emputecidos. Todo un concierto de solfeo y movimientos contra la mojigatería e hipocresía que regularmente cubren las relaciones carnales.

Sin pretender adjudicar quién sería violín o chelo, quién solista o  director de orquesta en la batalla de las ganas hechas carne; ni quién está a cargo del Do-Re-Mi sostenido o los bemoles del perfume deprendiéndose de las intimidades,  enciendo  la imaginación para bosquejar movimientos acoplándose a las piernas de la pareja, a la curvatura de la cintura o la redondez de los pezones sin resbalar jamás.

En la dinámica de los cuerpos, incluso  un mal paso, una pisada de callos oun resbalón de las manos a las nalgas  son parte del ritual.. A practicarlo con cualquier pretexto invita el poeta colombiano Jotamario Arbelaez. Sus palabras bailan desde la cabellera a las medias tobilleras de una colegiala. Hay un ballet con la boca, los botones de la ropa y hasta la atarraya que cubre la respiración de Saba. Y para evitar que  usted baile un tango como Ska,  que una salsa se haga danzón, que  la zumba termine en reggae y que la cumbia se convierta en quebradita, Con y Sin Badajo le pone la música de su poema;  usted encuentre pareja para darle el movimiento que su cuerpo se merece…y necesita.

 

Colegiala Desnuda

Regresa la niña del colegio
Quién sabe qué pensamientos oculta su cabellera negra
Seguramente el profesor calificó mal su tarea
Seguramente  le tocó los senos
Seguramente le prometió un confite
Regresa a su casa la niña que quería ser desencuadernada
Que gustaría ser repasada por un lector ávido de conocimientos
Regresa con el ánimo de despojarse de sus vestiduras
De estrenar su desnudo para ponerse cómoda
Para poder pensar sin problemas en la regla de tres
Regresa la niña del colegio con ganas de chupar un bombón
Y chupando bombón piensa la niña que debe haber algo más dulce
Y la sangre circula como miel por su panal florido
Y ella siente la voz del atavismo cosquilloso que le dice
Que para poder aprender hay que despojarse
Voluntariamente de todo
Y deseosa de aprender ella se va quitando el vestido
Ese vestido de colegio que con tanto cariño le cosió su mamá
La blusa blanca de infinitos botones
La falda azul ajustada con un gancho de nodriza
Los zapatos del uniforme
Las medias tobilleras que escalan sus piernas derechitas
El brassier que contiene principios básicos de trigonometría
Los calzoncitos de amoníaco
Carpa bajo la cual acampa la prodigiosa respiración de la reina de Saba
Mosquitero de los deseos
Atarraya del poniente
Cabo Cañaveral del cohete carnal
La niña sabe que hay un cinco rayado en la mitad de sus piernas
Un coño bien calificado
El honroso diploma
Con el cual se gradúa
Profesional en el amor
Colegiala del alma
Míreme
¿Qué piensa hacer cuando esté grande?
Este párrafo se me hace un poco confuso.

IMG-20170722-WA0002