Archivo de la etiqueta: Santiago

Estación Latinoamérica

por Belén Febres-Cordero

Nuestra historia y nuestro idioma. Alegría y ansias compartidas de luchar. El cacao y el tomate, ingredientes que utilizamos para cocinar platos tan variados como los tonos de nuestra piel. Una sola piel. Arraigo a la familia y a las raíces que nos sujetan a nuestra tierra, Latinoamérica, para que podamos germinar.

Santiago Rincón Leuro – psicólogo de profesión y fotógrafo apasionado – lleva el cariño por esta porción del mundo marcado en el alma como tatuaje en la piel. Aprendió a querer a Bogotá, su ciudad natal, de la mano de su abuelo. “De niño me paseaba por el centro de la capital contándome historias de las casas, calles y edificios. Mucho de lo que él me enseñó se materializa en lo que hago.” También fue su abuelo quien le impregnó amor al campo, por eso sueña con tener una casa en las montañas. Por ahora las escala.

Tras haber cursado un posgrado en turismo cultural y patrimonio, decidió crear el blog “Vista al Patrimonio de la Humanidad” en el que pretende dar una visión de la región no sólo como turista sino también como conocedor en temas relacionados con el patrimonio cultural de América Latina. “A veces sentimos poco interés por lo que tenemos a la mano. Conocer a profundidad lo nuestro nos permite apreciar más las cosas que nos unen y así entendernos más.” Con este ejercicio de escritura busca también exponer los aspectos de la patrimonialización que podrían mejorar.

No quiere viajar a otro continente hasta haber pisado todos los países de la región. Recorriendo los rincones que la conforman se está acercando a su objetivo. Durante sus viajes por Cuba, Panamá, Argentina, Perú, Bolivia y Paraguay, México y Ecuador con su cámara ha capturado lagunas, calles, montañas, voladores, árboles, niños: adoquines con los que se construye nuestra identidad. Aun así, todavía siente que le falta mucho por andar.

Estación Chusacá

Santiago también trabaja en la Escuela Taller de Bogotá, la cual capacita a jóvenes de poblaciones vulnerables en oficios como cocina, carpintería y construcción. Él ha participado en varias actividades impulsadas por el colegio, incluyendo el proyecto de restauración de estaciones de tren en Colombia. Cuenta que hay más de 400 estaciones de tren en el país. “La existencia de tantas líneas de ferrocarril es admirable, pero lastimosamente se había abandonado la estructura férrea casi en su totalidad. Muchas de las estaciones estaban en ruina.”

Del proyecto de restauración de las estaciones dice que lo más gratificante ha sido ver a la gente comprometida, participando en las actividades de la comunidad y proponiendo ideas. “Se está contribuyendo a generar escenarios de participación colectiva donde las personas encargadas de la renovación son las usuarias de estos espacios. Esto no pasa frecuentemente en la construcción, donde muchas veces las personas que trabajan en una casa o un edificio no pueden entrar en ellos una vez concluida la obra.”

También inspirado por su abuelo, Santiago se dedica a recorrer, conocer y fotografiar la estructura férrea de Colombia. “Hay estaciones hermosísimas y sería interesante ver qué se puede hacer en el futuro por ellas.” Siente la necesidad de crear un registro del entorno para que nuestros descendientes tengan un medio desde el cual reconstruir la historia y no repitan los mismos errores cometidos en el pasado. “La memoria es un medio para el aprendizaje, para que las comunidades, la gente y la humanidad en general aprendan qué deben hacer por su propio bien y por el bien de los demás.”

Chusacá, Cartago, San Javier y el Ocaso son los nombres de apenas unas pocas estaciones que Santiago ha fotografiado. Así, con su trabajo, él nos ayuda a conservar recuerdos, como estaciones a dónde volver, para poder algún día ser abuelos con mil vidas e historias para contar.

Para conocer más sobre Santiago y su trabajo se puede visitar su blog aquí.

Estación Chusacá2